Confirmando nuestra fe en Jesucristo - Jesús sana y resucita a los jóvenes

Confirmando nuestra fe en Jesucristo - Catequesis vivencial audiovisual

El hombre por su misma esencia es un ser en relación. Pero, si se trastorna la relación fundamental, la relación con Dios, también se trastorna todo lo demás. Si se deteriora nuestra relación con Dios, si la orientación fundamental de nuestro ser está equivocada, tampoco podemos curarnos de verdad ni en el cuerpo ni en el alma. Por eso, la primera y fundamental curación sucede en el encuentro con Cristo que nos reconcilia con Dios y sana nuestro corazón desgarrado.

SS Benedicto XVI, Homilía de la Misa Crismal del Jueves Santo,
21 de abril de 2011
.

*  *  *

Objetivo

Apreciar el valor sanador de Jesús en nuestras vidas y cómo podemos llevarlo a los demás.

Video

Revivificación de la Hija de Jairo, jovencita amiga de Jesús. Sokolov, Muñecos.

Canción danzante de súplica

Aline Barros — Xuxa: Resucítame (con letra)

Charla aclaratoria para dialogar

En los evangelios se cuentan tres resurrecciones, dos a jóvenes adolescentes, chico y chica, y otra a un joven adulto: Lázaro. Jesús se acercó a ellos, a uno sin que nadie se lo pidiera y a los otros a petición de su padre o sus hermanas.

Es muy triste la muerte biológica de un joven. Jesús lloró por ello. Pero son más tristes aun las actitudes negativas de jóvenes que impulsados por sus problemas, se dejan arrastrar por el alcohol, drogas, pornografía, "amigos con derecho", "tribus" cerradas, ociosidades... Se meten en procesos cuesta abajo de deshumanización que les llevan a situaciones de fracaso y muerte.

Jóvenes sin esperanzas ni ideales en la vida son un contrasentido. Conocer, amar y seguir a Jesús puede constituir el camino de resurrección de muchos jóvenes. Sentir a Jesús presente en sus vidas, experimentar el calor de su mano amiga, darnos cuenta de que nos llama y nos necesita...

Recibir el llamado de Jesús puede ser definitivo para meternos en un maravilloso proceso de crecimiento. "Joven, contigo hablo, levántate". Aceptar la mano extendida de Jesús, sentir en nuestras manos lánguidas sus energías, y dejarnos "volver a la vida" por él.

A veces Jesús se acerca al ataúd de un joven sin que nadie lo llame, como en Naín. Otras veces viene a ruegos insistentes del papá, como en el caso de la hija de Jairo. O puede ser que por los ruegos amistosos de unas hermanas, como con Lázaro. Pero no dudemos que Jesús siempre está dispuesto a ayudar a todo joven que se encuentre en problemas. No nos empeñemos en mantenernos muertos a un futuro de felicidad... La mano y la mirada de Jesús son resucitadoras. Aceptémoslas.

Canción

Martín Valverde: Volverás a sonreír.

Textos iluminadores para orar y dialogar en grupo

Lucas 7, 11-17: Hijo de la viuda de Naín.

En seguida, Jesús se dirigió a una ciudad llamada Naím, acompañado de sus discípulos y de una gran multitud. Justamente cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, llevaban a enterrar al hijo único de una mujer viuda, y mucha gente del lugar la acompañaba. Al verla, el Señor se conmovió y le dijo: «No llores». Después se acercó y tocó el féretro. Los que los llevaban se detuvieron y Jesús dijo: «Joven, yo te lo ordeno, levántate». El muerto se incorporó y empezó a hablar. Y Jesús se lo entregó a su madre. Todos quedaron sobrecogidos de temor y alababan a Dios, diciendo: «Un gran profeta ha aparecido en medio de nosotros y Dios ha visitado a su Pueblo». El rumor de lo que Jesús acababa de hacer se difundió por toda la Judea y en toda la región vecina.

Marcos 5, 21-23 y 35-43: Hija de Jairo.

Cuando Jesús regresó en la barca a la otra orilla, una gran multitud se reunió a su alrededor, y él se quedó junto al mar. Entonces llegó uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo, y al verlo, se arrojó a sus pies, rogándole con insistencia: «Mi hijita se está muriendo; ven a imponerle las manos, para que se cure y viva».

Todavía estaba hablando, cuando llegaron unas personas de la casa del jefe de la sinagoga y le dijeron: «Tu hija ya murió; ¿para qué vas a seguir molestando al Maestro?». Pero Jesús, sin tener en cuenta esas palabras, dijo al jefe de la sinagoga: «No temas, basta que creas». Y sin permitir que nadie lo acompañara, excepto Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago, fue a casa del jefe de la sinagoga. Allí vio un gran alboroto, y gente que lloraba y gritaba. Al entrar, les dijo: «¿Por qué se alborotan y lloran? La niña no está muerta, sino que duerme». Y se burlaban de él. Pero Jesús hizo salir a todos, y tomando consigo al padre y a la madre de la niña, y a los que venían con él, entró donde ella estaba. La tomó de la mano y le dijo: «Talitá kum», que significa: «¡Niña, yo te lo ordeno, levántate!». En seguida la niña, que ya tenía doce años, se levantó y comenzó a caminar. Ellos, entonces, se llenaron de asombro, y él les mandó insistentemente que nadie se enterara de lo sucedido. Después dijo que le dieran de comer.

Diálogo comunitario

¿En qué sentido decimos que Jesús puede volvernos a una vida plena? ¿Lo creemos así de veras?

¿Cómo salir de problemas que nos pueden llevar a una muerte física, sicológica o espiritual?

¿Cómo podemos ayudar a compañeros o compañeras cuando están desilusionados o frustrados, y no quieren seguir adelante?

Oración comunitaria

Creemos que Jesús nos comprende y nos quiere a los jóvenes. (Repiten todos)

Creemos que Jesús puede llenarnos de esperanza cuando estamos desanimados.

Creemos que tú, Jesús, eres siempre nuestro fiel amigo.

Perdón porque muchas veces matamos hermosos sueños de futuro.

A veces tiramos la toalla y no queremos más salir adelante.

Nuestros complejos nos paralizan. Algunos desórdenes nuestros pueden terminar en cáncer.

Ayúdanos a superar nuestros complejos y a liberarnos de nuestras esclavitudes.

Gracias, Jesús, por las energías que nos das para seguir luchando por una vida digna.

Bendito seas por las muchas veces que tu mano fuerte nos ha levantado del suelo.

Queremos pedirte tres cosas:

Conocerte como amigo más a fondo

Quererte como amigo más de corazón

Seguirte como amigo más de cerca.

Tarea

Realizar un collage en el que se exprese cómo Jesús resucita a los jóvenes.

*  *  *

Para acceder a otros escritos y materiales del padre José Luis Caravias SJ,
puedes entrar en su magnífico blog en wordpress

*  *  *

 Volver al Índice 
 

Evangelio del día

 

Evangelio del día: Curación de un enfermo en sábado

Marcos 3, 1-6. Miércoles de la 2.ª semana del Tiempo Ordinario. Cumplir con la obligación, pero no olvidar el amor y la misericordia. Jesús entró nue...

Novedad

Aprendo a ser testigo del Señor 1

Cuento del mes

 

El famoso cohete

El hijo del rey estaba en vísperas de casarse. Con este motivo el regocijo era general. Estuvo esperando un año enter...

Recomendamos

 

Biblia Escolar de Casals

El estudio de las Sagradas Escrituras debe ser una puerta abierta a todos los creyentes. Es fundamental que la Palabra revelada fecunde radicalmente l...