Los niños y la Liturgia: Esquema básico de una celebración de la palabra

Luis M. Benavides Metodología
Imprimir

Los niños y la Liturgia: Esquema básico de una celebración de la palabraCualquier esquema puede ser útil para una celebración. Aquí sugiero uno que, en mi experiencia, ha resultado apropiado y puede adaptarse con facilidad a cualquier tipo de celebración.

*  *  *






Esquema básico de una celebración de la palabra


Evaluación de la celebración

Después de cada celebración, es conveniente que los catequistas hagan su propia evaluación de la misma, siguiendo esta guía u otra similar:

  1. ¿Se ha cumplido el objetivo de la celebración?
  2. ¿Qué ha sido lo mejor? ¿Qué ha fallado?
  3. ¿Se ha destacado la Palabra de Dios como parte fundamental?
  4. ¿Ha habido clima de oración?
  5. ¿Han participaron los niños? ¿En qué se ha notado?
  6. ¿Se ha logrado el clima de fiesta?
  7. ¿El ambiente y los materiales han sido los apropiados?
  8. ¿Se ha dado unidad entre la Palabra de Dios, los cantos, los gestos, las oraciones y el compromiso?

Cuando la comunidad o grupo que preparó la celebración, las va realizando con cierta regularidad, va adquiriendo un entrenamiento y ritmo en la realización de las mismas, de manera que todo va surgiendo o fluyendo naturalmente. Lo ideal sería ir jalonando de Celebraciones de la Palabra, a lo largo de todo el itinerario catequístico, de modo que formen parte esencial y constitutiva del mismo, con un gran beneficio para la vida de fe de grandes y chicos.


(De la Serie «Los niños y la Liturgia», columna 9.ª)

*  *  *

Todas las catequesis de Luis María Benavides

Catequesis en camino - Sitio web de Luis María Benavides