Domingo Savio, santo de la niñez

Ven y Sígueme | CeF Vida de los Santos
Imprimir

Domingo_Savio_-_Ven_y_sigueme_-_02Domingo Savio nació en Italia (1842) en una familia muy humilde. De pequeño era buen estudiante y muy piadoso, por lo que fue admitido para recibir su Primera Comunión a los siete años, cuando en aquellos tiempos se hacía a los doce.

Domingo_Savio_-_Ven_y_sigueme_-_04Ese día escribió unos propósitos que cumplió toda su vida:

  1. Confesaré y comulgaré a menudo.
  2. Quiero santificar los Domingos y fiestas.
  3. Mis mejores amigos serán Jesús y María.
  4. Antes morir que pecar.

Domingo_Savio_-_Ven_y_sigueme_-_03A los doce años conoció a san Juan Bosco y se unió a él para que le enseñara a vivir las virtudes cristianas y seguir su propio camino. Domingo pensaba ser sacerdote, pero una pulmonía acabó con su vida a los quince años.

Domingo_Savio_-_Ven_y_sigueme_-_01Rápidamente se difundió su fama de santidad. Pio XI dijo: «fue santo porque lucho para vencer los malos ejemplos y tentaciones, y corresponder generosamente a la Gracia». Pio XII lo declaró santo en 1954.

Recursos ampliados

Vídeos

  Get Adobe Flash player  

Domingo Savio en la película Don Bosco

  Get Adobe Flash player  

Biografía de Domingo Savio en imágenes

Domingo Savio, película de animación