Las negaciones y la conversión de san Pedro

Ven y sígueme | Casals Vida de los Santos
Imprimir
Pedro le dijo a Jesús: «¡Yo moriré por ti». Jesús le contestó: «Antes de que cante el gallo, me habrás negado tres veces».
Después de la Última Cena fueron al Huerto de los Olivos. Alli los soldados, guiados por Judas Iscariote, prendieron a Jesús.

Jesús fue conducido al palacio de Caifás. Allí Pedro lo negó tres veces. Y, después de la tercera negación, se oyó el canto de un gallo.
Entonces, Jesús miró a Pedro. Este salió fuera del palacio de Caifás y, muy arrepentido, lloró amargamente su pecado.