Sentido y necesidad de la Catequesis Familiar en España, hoy

santacenaKiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal, tuvo una inspiración de la Virgen: fomar comunidades cristianas como la Sagrada Familia de Nazaret que vivan en humildad, sencillez y alabanza.

Hoy en día, muchas familias existen y viven su fe en la Iglesia gracias a la fidelidad de Dios, que las ha nutrido en el Camino Neocatecumenal.

Mi familia es una de ellas. El Señor reconstruyó nuestro noviazgo cuando estaba en crisis por nuestros pecados y nadie daba un duro por él, ni nosotros mismos. El Señor no nos dejó solos en nuestra realidad, sino que nos asistió con una palabra, el Kerigma: que Dios se había encarnado en la historia, en nuestra historia, para regenerarla y darnos una nueva vida. Nuestro sufrimiento tenía un sentido y Dios había venido al mundo para vencer el pecado y la muerte, nuestro pecado y nuestra muerte. Nos creímos esta palabra de la Iglesia, y el Señor hizo nuevo nuestro noviazgo, nos llevó al matrimonio, y nos ha regalado once hijos.

Aún hoy, vivimos de esta experiencia, del encuentro serio con Jesucristo resucitado, vencedor de la muerte, y es lo que pretendemos transmitir a nuestros hijos: que Dios existe y acontece, que está vivo, ha resucitado para traernos una vida nueva, gratuita, que se entrega por la fe. Y la fe nos la da la Iglesia. De modo que la transmisión de la fe a nuestros hijos está enraizada radicalmente en la vida de la Iglesia.

El Camino Neocatecumenal se sostiene con un trípode:

  1. Palabra
  2. Liturgia
  3. Comunidad

Escrutando y celebrando la palabra de Dios, en definitiva, conociéndola, experimentamos como el Verbo, la Palabra de Dios proclamada en asamblea tiene la capacidad de cortar y sanar lo que está enfermo en nuestras vidas, y “no vuelve al padre sin realizar lo que le plugo”.

Vivir la Eucaristía es el pilar de todo cristiano.

Compartir la fe y ver la acción de Dios en el otro con el que convivo y me hermano, es el otro pilar de la formación y camino hacia la fe adulta.

Cada comunidad es un reflejo de la iglesia universal y está abierta al mundo, no se cierra en sí misma.

Lo mismo que se aplica a las comunidades, se puede aplicar a la familia, a cada una de las familias cristianas.

neocatecumenales_familasLa familia es la unidad básica de comunión y fe. Y debe sostenerse y vivir de la palabra de Dios, de lo que Dios nos dice a nuestras vidas; debe celebrar con la liturgia y celebraciones aquello que vive y debe estar abierta a convivir para ella misma y para otras familias, experimentar la comunión en su seno y fuera de él con otras familias. Esta apertura es lo que hace a la familia per se, evangelizadora. Una familia que viva su fe unida a Cristo es hoy en día una luz en el mundo que ,por si misma, hace presente el amor de Dios, un amor sin límites, el amor esponsal de Dios con su pueblo, incluso cuando le es infiel. Existe en el Camino Neocatecumenal una realidad nueva para la iglesia:

Las Familias en Misión, cuya única misión consiste en trasladarse a cualquier país del mundo, por lo general paganizado, y vivir con humildad y sencillez como familia cristiana, sin necesidad de hacer más. Esto es una novedad en la Iglesia y yo diría que España hoy es país de misión y que cualquier familia cristiana cumple su misión de ser luz para el mundo, si los padres vivimos sinceramente nuestra fe y cumplimos la primera misión de ser luz para nuestros hijos.

En el Camino Neocatecumenal, la transmisión de la fe a nuestros hijos es primordial, y sabemos que el Señor, a lo mejor, solo nos va a pedir cuentas de si hemos cumplido, o no, esta misión en concreto.

Para cumplir este mandato, (el Shema), heredado de nuestros padres en la fe, los judíos, a nosotros se nos han enseñado varias cosas . Todas ellas forman parte de la tradición de la Iglesia y verdaderamente están dando frutos. Nuestros hijos se están formando con criterio propio y están aprendiendo a discernir los signos de los tiempos y la voluntad de Dios en sus vidas; no sin dificultades, como se puede sospechar.

Entre ellas están:

  • Rezar con ellos al acostarse y levantarse el Shema, que reza así: “Escucha, Israel. El Señor es tu Dios. Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Haz esto y vivirás” El Shema dice que se les hable también a los hijos de Dios cuando estés en casa, cuando salgas de viaje, cuando te acuestes o te levantes… Es decir, siempre. Hay que hablar a los hijos de Dios a tiempo y a destiempo. Si les preguntáis a nuestros hijos, os dirán que están hartos de nosotros.
  • Bendecir la mesa, como uno de los altares de nuestra familia y del cristiano, junto con la Eucaristía, de la cual también participan cuando tienen uso de razón. El lecho conyugal es el otro altar del que no participan sino que son fruto. Con estos dos altares celebramos los bienes que el Señor nos concede y le damos gracias. Vivimos juntamente la liturgia y de esta manera experimentamos la comunión.
  • Se nos invita a santificar el Domingo rezando las Laudes en familia. Una experiencia estupenda de una gran riqueza. Nuevamente la palabra de Dios, que se proclama, elegida por el padre o la madre y partida a los hijos aterrizándola en sus vidas, es una ocasión inapreciable de transmisión de la fe.

A los pequeños les entra por los ojos la liturgia, pues encendemos la vela, ponemos flores y un mantel especial, acompañamos con música la salmodia de la Iglesia. Pienso, que los signos les quedan grabados en el corazón para siempre en sus vidas. Sus padres y hermanos alrededor de la mesa en un ambiente litúrgico donde cada uno puede abrir su vida y contar qué le está pasando y recibir una palabra a la luz de la fe de mano de sus padres. Esto es un regalo de Dios que se da cuando Él quiere.

Para significar el Domingo, les hacemos una comida especial y, en lo posible, un pequeño premio, que les cautive en las primeras edades; nada extraordinario, pero que les reseñe el domingo como un día especial.

Con estas tres cosas tan sencillas queda asegurada la transmisión de la fe, porque Dios suple nuestras deficiencias y cuenta con nuestra buena voluntad.

 

Evangelio del día

 

Evangelio del día: La cátedra de san Pedro

Mateo 16, 13-19. Fiesta de la Cátedra del apóstol san Pedro. Jesús no ha venido a enseñar una filosofía, una ideología..., sino una «vía», una sen...

Novedad

 

«Amigos de Jesús», para conocer, amar y seguir siempre a Jesús en familia; APP online gratis

Amigos de Jesús es un programa de catequesis para la preparación del camino de fe que los niños deben recorrer para recibir la Primera Comunión....

Cuadernos, recursos y guía

Amigos de Jesús

Cuentos de Casals

 

Cuentos «Serafín»: La Creación del Mundo

Al principio no existía nada, sólo Dios. Y como Dios es todopoderoso, creó el Cielo y la Tierra. ...

Recomendamos

 

«Aprendo a ser testigo del Señor»: Itinerario de vida cristiana hacia la Confirmación

Aprendo a ser testigo del Señor son tres cuadernos para los encuentros de catequesis con el Catecismo Testigos del Señor, cuyos autores son Pedro de la Herrá...